Blog de setas y hongos de Emilio Jose Setas

Setas de otoño

Articulo 133

Cantharellus lutescens 2011

Estimados amigos:

Con estas fotos y con la cantidad de setas que se ven y habiendo hecho más de veinte y cinco  viajes a por Lutescens, podéis empezar a hacer números a ver si acertáis la cantidad de Trompeta amarilla que he cogido, ya os digo por adelantado que no vais a dar en el clavo ni por asomo.

Podríamos hablar de que este año y el otoño en que nos encontramos ha sido como mínimo no malo, solo diferente, ha venido con la lluvia fuera de plazo, hoy 28 de octubre tenéis un buen ejemplo, llueve ya demasiado tarde para muchos, esta lluvia debería de haber venido a principios de septiembre para haberse convertido en una de las mejores temporadas de setas otoñales que se recuerdan.

Sin embargo, se ha convertido en infinidad de viajes por parte de muchos aficionados a intentar encontrar algo en condiciones, pues a la escasez de agua se ha sumado el gusano en la poca seta que había, así que un desastre, aun quedan la setas de ciclo corto y pueden dar más de una alegría, si yo me lo he pasado así de bien este verano y este otoño sin apenas agua, con estas últimas lluvias me siguen alargando la temporada, aunque vuelvo a repetir que a veces no es problema de agua sino de temperatura.

Las Lutescens han sido y son una de las setas que han salido con más fuerza y eso que hablamos de una variedad con unas preferencias de suelo y humedad muy distinta al resto de variedades que nos podríamos encontrar por los alrededores, pese a ello, su eclosión ha sido masiva en muchos miles de ellas.

Hoy desgraciadamente ya van a menos en una caída rápida y estrepitosa, pero claro estar cogiéndolas desde Junio tiene lo suyo, este año habré hecho unas quinientas fotos de ellas, algunas con el suelo lleno a rebosar, por eso dije en un artículo anterior que eran una plaga, pues como todas las setas tienen un principio de salida tímido, una continuación mucho más fuerte y para finalizar están los individuos mas grandes quedando ya los setales casi extinguidos por la terminación de su ciclo.

Esta es una de esas variedades que suelo abandonar en plena recogida, mucho pincho, de rodillas, agachado y siempre en mala posición, te deja para el arrastre, pero claro luego viene la típica frase…”Y quien se va de aquí con todo lo que hay? Sabiendo lo seco que esta todo y que no hay setas por ningún sitio, menos allí? Pues claro, nosotros, luego ya os digo yo que el cuerpo lo agradece, jajajaja, una retirada a tiempo es una victoria, además, ellas están allí plantaditas y a montones, lo único que tenemos que hacer es volver otro día.

Así lo hemos estado haciendo sucesivamente, saltando en el tiempo los setales para que las que dejábamos medianas y pequeñas crecieran lo justo para hacerse más grandes y volver a por ellas, muchos han sido y son los setales de Lutescens que a lo largo de los días los dejaba “Descansar” y volvía a posteriori a seguir el proceso de elegido por tamaños entre todas las que habían, así he tenido trompetillas durante mucho más tiempo de lo habitual, como en todos los setales que lo hago que es la totalidad de variedades que conozco.

Por eso digo que visto lo visto este año, por las malas condiciones meteorológicas y climatológicas, lo que he cogido sin casi apenas agua, lo hago extensible a todo, Cibarius, Boletus, Lutescens, Cesareas, Agitadores y bastantes setas más, creo que me quedan muchos años de coger setas, entre ellas las protagonistas de este articulo, las fotogénicas Lutescens, también llamadas gulas de monte.

Saludos

Anuncios

Los comentarios están cerrados.