Blog de setas y hongos de Emilio Jose Setas

Cronicas de un Boletaire en Castilla la Mancha

Articulo 142

13-12-2011 Un dia en Boniches

Podríamos empezar este relato por muchos sitios y de distintas formas, esto es un nuevo artículo describiendo lo mejor posible y para que quede constancia de ello, que a veces lo difícil se puede convertir en fácil en muy poco tiempo y justamente también al contrario.

A quien se le puede ocurrir ir en esas fechas a ese sitio como Boniches, en pleno mes de diciembre? Pues a mí, cierto es que ya había estado las dos últimas semanas, sino en el mismo sitio, si muy cerca de allí, cierto es también que la semana anterior estábamos a varios grados bajo cero, pero que con un repunte de las temperaturas dio como resultado una salida de setas a lo largo y ancho del bosque, por eso esta vez he querido hacer algo diferente de los casi 150 artículos que llevo escritos en estos casi cinco años de funcionamiento del blog, por eso con solo pasar el ratón por encima de las fotos podréis ver las horas en que fueron tomadas cada una de ellas y el tiempo que estuvimos desde que estábamos de camino hasta la vuelta a casa.

Esta hecho así, porque me gusta tener constancia de algo tan inusual y raro como ha sido la explosión de setas que nos ha tocado vivir cuando ya se daba por hecho una finalización de campaña desastrosa por conforme se iba desarrollando todo, pero la esperanza es lo último que se pierde y hablando de setas la experiencia me dice que esto no está finiquitado hasta el declive total de la continuación de los micelios o en su defecto, el parón por cambio de temperatura, que casi siempre suele ser a la baja.

Pasear ese 13 de diciembre por los montes de Boniches no tiene desperdicio, sobre todo si le añadimos el estar completamente solos en una de sus zonas más concurridas por los aficionados a las setas, que fue donde aparcamos el coche, pero claro en esas fechas todo cambia de un plumazo, si os fijáis bien desde que pongo la temperatura del coche hasta que sale la siguiente foto con la hora más cercana a los grados del salpicadero, hay un tiempo en medio, ese tiempo lo empleamos en llegar a pie a la orientación “Correcta” que es donde se suponía que podían estar y que resulto ser….justo donde estaban.

En todo ese intervalo de tiempo del coche a la siguiente foto con setas, no vimos por el suelo ningún tipo de seta, ni buenas ni malas ni nada que se le parezca a un sombrero, eso puede desanimar al setero mas cabezón, pero el día no termina hasta que decido irme a casa, muchos de esos días suelen ser al medio día y con más motivo si tenemos en cuenta lo poco que duran los días.

Aquí no se trata de andar sin ton ni son, sino justamente lo contrario, deducir donde se encuentran y una vez descubiertas las primeras ya se, que toda esa orientación con setas de la misma variedad y terreno que les sea propicio para eso que estoy cogiendo en ese momento, está a tope de ellas, vamos lo que sería tener un sitio idéntico a donde me encontraba pero en otra zona del monte, lo único que queda es desplazarte….eso si te acuerdas de donde estaban, porque quizás la última vez que salieron setas allí o esa variedad en concreto fue hace varios años (Que es lo más normal) igual hay que volver al coche para cambiar de sitio o bien nos queda más o menos a mano y lo hacemos a pie, también va sujeto al peso que llevemos y la dificultad para llegar, porque subir ladera o bajar barranco con la cesta medio llena como que no, los que sois asiduos a este blog habréis podido leer en varias ocasiones que a mí me gusta mucho ir al monte por tiempo, de cuando llego a tal hora aquí, después cambio a otro sitio y así sucesivamente, me gusta tener los tiempos marcados para cada variedad y también para cada sitio, esos tiempos los saco tanto del desplazamiento con el coche por las pistas como el terreno que cubro a pie, me gusta tenerlo todo atado, en esta caso como digo más arriba ya había estado yendo por allí unos días antes, de hecho no cogí ninguna seta, vamos….nada digno de mención (Aunque se empezaba a ver, lo que podría llegar a ser en breve, si continuaba todo así) Y si que disfrute muchísimo en Landete, pero el puente de diciembre hizo algo más que llenar el monte de gente que fue una subida de temperaturas de puedo decir un tiempo y lo dejo ahí, que era justo lo que faltaba, porque el agua sin temperatura no sirve de nada y que temperatura hace falta para que salgan las setas de ciclo corto y los buscados agitadores? Pues a cada variedad una temperatura estable, no les van los picos y tampoco las grandes diferencias del día con la noche, son setas y lo que necesitan no solo lo saben ellas, yo también lo sé, mi esfuerzo y dedicación me ha costado, por eso con este articulo sobre Boniches dejo constancia de lo que puede llegar a ser el monte, a pasar en un espacio relativamente corto y que las setas no son tan complicadas de entender de porque están aquí o allí, porque aquí no salen, porque tienen gusano y muchas cosas más que a veces nos ponen a prueba, unas pruebas que en muchos casos no son concluyentes, hasta que coinciden todos los datos necesarios para ello, entonces pasan a ser determinantes y que las setas las tenemos más a mano de lo que nos creemos y a veces tan solo hay que mirar en la ladera de enfrente, están sencillo como eso, pero…en que ladera y porque?

Ahí está la cuestión, para que sea un articulo especial y ya con eso termino, teneis mas fotos que de costumbre, que las disfruteis.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.