Blog de setas y hongos de Emilio Jose Setas

Setas de Mayo (Colmenillas y Marzuolus)

Articulo 169

Setas de primavera 2012

Hoy es uno de junio, ya puedo hacer balance del mes de mayo, aunque como sabréis ya puse un gran adelanto en un artículo anterior el numero 168,  para haceros memoria allí ponía que faltaban unos días para acabar mayo, concretamente solo tres días, porque no contaba el lunes que era cuando estaba escribiendo dicho artículo

Tres días pueden parecer poco o mucho depende de cómo se mire, a mí en particular de esos tres días, me sobro uno, que fue el que me cogí de descanso, tanto mío como el de las setas, que ellas tienen que crecer lo que toca antes de cogerlas o bien cambiar de zona o provincia para obtener los mejores resultados posibles.

Ahora ya estando en junio, si que puedo decir que mayo ha sido excepcional en setas, setas muy frescas, muchísima cantidad y de una gran calidad teniendo en cuenta conforme ha estado el tiempo, poca lluvia, mucho calor y demasiado viento, durante demasiados días.

Para muchos aficionados a las setas habrá sido una catástrofe en la mayoría de salidas, pero no para todos sale igual el sol por las mañanas en el horizonte, después de mucho trabajo y de semanas enteras de dedicación absoluta al estudio de los distintos parámetros que me hacen falta para unas u otras variedades, puedo decir que estoy muy satisfecho con los resultados (Con las fotos que tenéis mas abajo, como para no estarlo) cada día disfruto más de lo que hago y la manera de hacerlo, cada salida es una forma distinta de mirar el monte y el porqué de cada cosa analizada al dedillo, empieza a dar sus frutos en cada micorriza exacta de la variedad que sea, el suelo se convierte en un espectáculo para la vista, todos son corros y manchas de setas por todos los lados, una emoción difícil de explicar te recorre el cuerpo en una milésima de segundo y acto seguido pienso…Emilio, aquí tienes el resultado de tanto trabajo.

Lo siguiente es clavar las rodillas en tierra y coger lo que te apetezca que tenga un buen tamaño y por supuesto la cantidad que quieras, puede que os parezca ridículo a más de uno, pero ahora que entiendo el “porqué salen las setas, como salen y si no salen haz tú que salgan” bonita frase…. lo otro se ha convertido en un juego de despiste a la climatología y la meteorología, y procurar que la seta mueva en unas circunstancias especificas y en base a unos parámetros muy determinantes, si no tenemos eso y nos ceñimos a las condiciones meteorológicas tan malas que ha tenido mayo, pues entonces tenemos grandes paseos y cestas completamente vacías o en su defecto coger lo que haya sea cual sea su tamaño y estén como estén.

Tengo buenos amigos que muchas veces me preguntan y a lo largo de todo el año, como lo haces? La respuesta es simple y sencilla….vivo allí, en medio del bosque tengo mi laboratorio personal y los pinos son las paredes de mi oficina, los animales mis compañeros de trabajo y lo que hago allí y mis apuntes son el resultado que veis plasmado en forma de fotos y que yo comparto con vosotros.

Todo eso se ha convertido en mi filosofía de vida, hasta el extremo de conocer todo lo que concierne al bosque y tener respuesta a cualquiera y a cada una de las miles de preguntas que me puedan llegar, no me importa en absoluto a estas alturas de mi vida si cojo una cesta o tres y añado, este año me he dejado varios sitios por coger después de ir viendo en el tiempo su desarrollo, para ver cómo se comportan los mismos sitios con otro tipo de condiciones al año que viene, también el objetivo es comprobar si se expande el micelio, porque muchos de los setales los tengo medidos, los datos apuntados y….hasta aquí puedo decir y repito que las de este año han sido muy malas, si, habéis leído bien, me he dejado las setas en el bosque.

Además de eso también deciros que cuando salgo al monte con algún amigo que tengo solo cuatro, soy súper estricto a la hora de movernos por el monte, el coche a no menos de tres kilómetros de donde empieza la primera zona que llevo estudiando, nada de ruido, nada de ropa con tonos claros, nada de pisadas en barro o terreno que queda la huella marcada y por supuesto las setas que se cogen las elijo yo una a una, todo lo demás se queda allí y el monte tiene que quedar tal cual estaba cuando llegamos, pero no ese día en concreto, sino todas y cada una de las salidas que hacemos y  en todos los sitios que visitamos a lo largo del año, luego hay otros sitios que no hago ningún estudio de ningún tipo y me dejo el coche en medio de todos los que están aparcados en el mismo sitio, pero eso aparte de ser excepciones muy raras, esa salida es un día que no sigo los estudios que llevo entre manos por qué no estoy en el sitio que toca y para mi casi os diría que hacer las cosas como esto último que os estoy contando es una pérdida de posibles datos y de tiempo, además de que allí vamos a coger setas y no es que me desilusione pero que no…..no es lo que he buscado desde hace ya mucho tiempo.

Me he puesto las pilas en saber del porque de muchas cosas, por eso muchas de las veces llego allí y para mi es una alegría inmensa el poder ver esas setas fuera en un estado exquisito, cuando todo el resto de setales de la misma variedad esta a cero, el porqué han salido allí, el trabajo queridos amigos….ese trabajo que no se ve, pero que está ahí, datos, números , muchas horas de guardia y otras cosas son lo que hacen que viva el monte de una forma totalmente diferente a cualquiera de vosotros también con una ilusión desmesurada y pensando que hoy es viernes y que ya estoy contando el tiempo que me falta para la próxima salida y es que a por setas hay que ir cuando están, nunca cuando uno quiere, porque estimados amigos la gente no entiende de ciclos en la aparición de las mismas y van cuando van o cuando pueden, yo gracias a esta vida que llevo….vivo allí, en medio de la nada y fuera de cualquier signo de civilización, solo vuelvo a la realidad de la vida cotidiana cuando pongo un poco la tele y veo lo de la prima de riesgo, Bankia y muchas cosas más que para que….

Con lo feliz que soy yo en la soledad y la inmensidad del bosque.

Saludos seteros.

Los comentarios están cerrados.