Blog de setas y hongos de Emilio Jose Setas

Proyecto “USÓN”

 Articulo 174

Usones 2012

Este ha sido el nombre con el que he llamado mis últimos y definitivos estudios sobre las Calocybe gambosa en esta primavera de 2012.

Estoy muy satisfecho con todas las comprobaciones que he hecho durante todo ese tiempo y los datos recogidos en las mismas, que vuelvo a repetir que las cogidas de setas son totalmente secundarios, lo que a mi realmente me importaba era pulir unos pequeños flecos que me quedaban para saberlo casi todo de esta variedad de setas, digo “casi” todo, porque nunca se puede averiguar el cien por cien de las cosas y si eso lo pasamos a la micología con la gran cantidad de variantes que se producen en horas, pues entonces el problema y las dificultades que eso entraña se multiplican por veinte.

Con todo esto pasa lo de costumbre la gente mira las fotos que está muy bien y todo lo que queráis, pero a mí personalmente como lo vivo en primera persona miro mas allá de una simple foto tenga la cantidad de setas que tenga y sea la variedad que sea, me gusta que pase en un instante y a alta velocidad por mi cabeza todas las imágenes que han dado como resultado final la foto que estoy viendo, el propósito de lo que he estado buscando y lo que al final he conseguido.

Todo esto no es difícil y casi imposible….es lo siguiente, pero una dedicación en exclusiva a conseguir dar un paso mas allá a provocado la mejor de las temporadas de esta seta de todas las primaveras pasadas si a eso se le añade que no ha llovido nada o casi nada, pues más complicado todavía.

Pero bueno….aparte de lo que al final se haya cogido sea más o menos cantidad, creo que tengo la lección muy bien aprendida, en años malos ya sé lo que tengo que hacer sean cuales sean las condiciones que haga, las que ya haya hecho y por supuesto las que tenga que hacer en días futuros, si el año viene bien, que eso ya es raro, porque de cada uno bueno hay de cuatro a siete malos y casi seguidos, ahí solo queda dejar que todo siga su rumbo.

Aun con temporada de primavera como toca, nunca se puede estar tranquilo, hay que estar al tanto de todo y no bajar la guardia, porque muchas son las temporadas que se promete todo de manera excepcional y luego con dos días de aire caliente de poniente se va todo al traste.

Como sabréis las setas son muy susceptibles a los cambios meteorológicos y climatológicos, algunas variedades son muy exigentes en cuanto a temperaturas, agua y humedad, otras en cambio no lo son tanto, hay que buscar para la seta que queramos el equilibrio perfecto, para que podamos tener una buena temporada, pero claro si hablamos de primavera que es cuando se supone que mas llueve y caen tres gotas, ya ni cuatro y encima mal repartidas, donde no toca y fuera de plazo….entonces los problemas crecen por todos los lados y no las setas que ya le gustaría a más de uno, pero claro para que esta un servidor, pues para intentar reproducir y mantener lo que necesita esta gran y súper buscada seta que es la Calocybe gambosa,

Para eso queridos amigos hay que estar al pie del cañón casi a diario y dedicarte en exclusiva a ello, vamos ni se me pasaba por la cabeza ir a buscar nada a otros sitios, sería un día perdido en las zonas que llevaba trabajando y eso no me lo podía permitir, así que mientras unos buscaban setas yo estaba donde debía de estar cuidando los setales al máximo y manteniéndolos como toca, siempre dependiendo del viento, de las temperaturas del día y de la humedad, he estado algunas semanas de los siete días, cinco en el campo, probando cosas y viendo los resultados de cada una de las pruebas, cambiando algunas, ampliando otras y visitando todos y cada uno de los setales con medidores para ver su evolución y todo ello a distintas alturas y en diferentes orientaciones, podréis suponer que lo más complicado de mantener han sido los setales de solana, tanto por la falta de lluvia que fue constante en estos setales como en todos los anteriores, pues todo lo contrario, ellos necesitan un temperatura que se da perfecta en sitios de solana, orientaciones sur, pero que no se debe exceder demasiado cuando se da en solana, en la parte contraria de la montaña suelen salir o por lo menos deberían si hay el agua correspondiente a finales de temporada ya que por frio los primeros salen cara al sol, cuando el calor se hace mas fuerte cambian la orientación, pero tanto en un sitio como el otro deben de mantener una humedad, que por supuesto no es la misma en las dos orientaciones, a veces también se da que se adelantan unos cuando por regla general y orientación no deberían de salir, pero lo hacen, puede ser una salida esporádica de una o dos floradas y que luego no vuelvan a salir.

Es podríamos decir una seta dependiente de lo que se va desarrollando a su alrededor pero no muy exigente, cuando todos los factores climatológicos ponen sus cartas hacia arriba, unas veces se gana y otras se pierde, el paso de los años y el monte, sabio donde los haya me ha enseñado a recrear con unas condiciones meteorológicas desfavorables para ellos un entorno aceptable para su desarrollo, su mantenimiento y hacer que su durabilidad se alargue en el tiempo, pudiendo cogerlos antes de que empiece su temporada en ámbitos generales y que al final de la misma me dé un tiempo añadido para poder cogerlos como la cogida del día 11-6-2012. (El 21 y el 26 de junio volví a coger, pero eso es otra historia)

Muchas preguntas y demasiados interrogantes para una de las variedades de setas más buscadas y que más seguidores tiene a lo largo de muchas provincias, preguntas con muchas respuestas ya contestadas y que han dejado para mi muchos de sus mayores secretos al descubierto.

Saludos seteros.

Los comentarios están cerrados.