Blog de setas y hongos de Emilio Jose Setas

Ultima hora sobre las setas – Capítulo IV

Articulo 198

Información Micológica de noviembre de 2012

Después de varios intentos para ponerme a escribir este artículo sobre la información más reciente de lo que podéis encontrar en el monte…por fin, ha llegado el día.

Estoy muy ocupado con mis salidas al monte, charlas micológicas, salidas guiadas, excursiones micológicas de uno o de varios días, demasiadas cosas para una misma persona.

Pero como digo siempre más vale tarde que nunca, vamos a ello….a finales de octubre ya eran varias las heladas que habían caído algunas de ellas de hasta -5 grados y consecutivas, mirad la foto de los cuatro agitadores, así estaban todos, eso hizo parar en seco la salida de setas, pero solo hubo que ser conscientes de ello y cambiar de orientación en el bosque, tan fácil y sencillo como eso, a eso tenéis que añadirle unas temperaturas de ensueño que han propiciado la mayor salida setas en un mes de noviembre de los últimos años, hay setas para todos y por todos los lados, es más, hablando de los agitadores que tanto os gustan, los hay por castigo, así que para los seguidores de esa seta estáis de enhorabuena porque son una autentica plaga, ayer salí al monte en una de mis salidas guiadas y la gente se sorprendió al ver que no llevaba cesta y les dije ya hace bastante tiempo que no la cojo, lo de hoy va a ser una explicación sobre el terreno de todo lo que vayamos viendo y todas las setas que veamos son para vosotros, como venía siendo habitual en otras salidas anteriores, pero claro el terreno que elegimos era calcáreo y lo que ellos no se esperaban eran encontrar agitadores como platos soperos y todo súper abarrotado de ellos y lo mejor de todo…. completamente solos, nadie alrededor en toda aquella zona, la única pega por decirlo de alguna manera, fue que vino mi madre que ya sabéis lo que representa mi madre para mí y lo que paso cuando vio el suelo como estaba, todo el mundo se contagio de esa alegría setera y se pusieron a la faena, por regla general estos sitios son zonas donde no suelo ir porque francamente paso de encontrarme el suelo lleno de manchas de agitadores, por mi parte prefiero otra cosa y no perder el tiempo con eso, pero al coincidir varios factores, me encontré con el grupo de gente y con mi madre en un entorno único lleno a rebosar de níscalos, claro allí la gente en el día de ayer se volvieron locos con aquello y paso lo que tenía que pasar que se pusieron morados a coger setas, yo iba con la idea de enseñarles los corros de Lepistas, los Tricholomas, las macros, las Clitocybes, los hygrophorus y darles una explicación de todo lo que rodea a cada variedad, luego para cocinarlos o conservarlos, a la hora de la limpieza…vamos lo que sería normal en estas salidas que organizo y ….jajajaja, vieron los níscalos y cuando me gire estaban todos rodilla clavada en el suelo y cortando rebollones, viendo ese panorama, tanto de la gente como de la cantidad de esa seta, hable con ellos me los deje una hora allí y yo me fui a darme una vuelta hice alguna foto puntual como la que he subido de la mancha que aparece de níscalos debajo de un solo pino para que os hagáis una idea de cómo estaba todo, por supuesto que ni los de las fotos ni las mas de cien manchas que vi así, cogí ni uno ni medio y en la foto no se aprecia el tamaño pero eran gigantescos y por los que vi cuando volví a donde estaba el grupo de gente, a cero gusanos, habían llenado la cesta que llevaba cada uno y súper contentos, dándome las gracias por esa salida que había sido increíble que nunca habían visto nada igual…y yo les dije….. Pero si solo son agitadores !!!!!! y uno de ellos me dijo, si, está claro, pero a esto tu puedes estar acostumbrado que ni los coges, pero para nosotros esto es vivir un sueño hecho realidad y después de esa frase, no me quedo más que darles la razón, así que de setas el bosque está a tope, mucha variedad y lo más importante mucha calidad en todas ellas , no creo que haga falta explicaros como se lo paso mi madre, verdad?

Los comentarios están cerrados.