Blog de setas y hongos de Emilio Jose Setas

Un dia de fiesta y diez minutos a por setas.

Articulo 202

Un rodal de Agitadores de diciembre

Hoy es 24 de diciembre de 2012, una perfecta y fría mañana para escribiros un nuevo artículo escuchando “The Cult” con su nuevo Life\Death…

Vamos al artículo, la semana pasada me llamo mi suegro y me pidió si le podía llevar unos níscalos para hacerse un guisado, el sabe que casi siempre tengo en casa una caja pequeña para los compromisos y los amigos que me los piden, me gusta poder regalarlos por eso siempre suelo tener algunos, pues bien, justo ese día que me los pidió mi suegro no tenía ni uno, cualquier otra cosa en forma de setas que me hubiera pedido sin problemas, pero justo agitadores iba a ser que no.

Por lo menos para ese momento, porque tampoco podía hacer un viaje de medio día porque me iba a casa de mi abuela a estar con ella y con mi tío a pasar el día con ellos, pero recordé que tenía una zona casi de paso o lo que era lo mismo que no tenía que desplazarme prácticamente nada y le dije a mi suegro si con una docena de níscalos se apañaba a lo que me contesto que eran para él para hacerse un guisado de carne con patatas y que con esa cantidad le sobraban….pues vale, le dije yo, esta tarde te los llevo a casa…pero, no me has dicho que no tienes? En casa, no, pero voy a cogértelos después en un rodal que salen tardíos, pero que como no te hacen falta muchos con esos te puedes arreglar, dicho y hecho, cojo el coche y hacia casa de mi abuela, me paro en tres pinos que hay allí en medio de una ladera totalmente pelada de arboles tan solo matorral bajo del tipo romero y tomillo y por supuesto los níscalos allí, lo curioso es que habían pequeños lo cual quiere decir que esa micorriza está totalmente activa y que se le puede volver a dar otro vistazo, así que ese día hubo agitadores los justos y precisos para que mi suegro se hiciera su guisado y una comida en casa de la abuela por todo lo alto con un buen chuletón que me hice a la brasa, con unas patatas, cebollas y ajos, envueltos en papel de plata, también me hice un puñado de ajos silvestres, mi abuela hizo un cocido y me puso un plato de fideos, por si me quedaba con hambre !!!! Y eso que el trozo de carne ya pesaba un kilo.

Día redondo en buena compañía, excelente comida y también dio tiempo para unos agitadores, con el día bien repartido te da tiempo a todo, por eso el titulo de este articulo…

“Un día de fiesta y diez minutos a por setas”

Por cierto, esta semana después de Navidad vuelvo a salir a por agitadores, no allí, que no suelen salir más de veinte, sino a otro sitio que salen bastantes más…porque si allí estaban en el otro sitio también, esos ya serán “Agitadores de invierno” que puede dar paso a un nuevo artículo sobre ellos.

P.D. Tenéis la felicitación de Navidad subida en el Facebook, porque os recuerdo que no puedo subir fotos en el blog.

Los comentarios están cerrados.