Blog de setas y hongos de Emilio Jose Setas

Boletus en el hielo.

Articulo 206

Frio, hielo y setas

El frio, la nieve, el hielo y las setas no es que digamos de lo que mejor pueda mezclarse, pero a veces pasa y cuando lo hace es un festival tanto de colorido Micológico como por la paz que se respira ya que no queda nadie que se atreva a aventurarse con ese frio y más si tenemos en cuenta que ya estaba entonces con varios días con esas temperaturas bajísimas.

Llegamos al monte y empezamos a andar en una dirección que yo creía apropiada para conforme había estado todo unos días atrás, conforme íbamos andando la cosa se iba complicando cada vez más, frio y una gran helada era tan solo lo que encontrábamos de setas casi ni la muestra, quitando algún suillus despistado y alguna seta parasita en algún que otro pino.

El entorno era desolador el suelo crujía por el hielo y las setas seguían sin aparecer, aunque estar estaban, pero no donde estábamos nosotros, esa entrada rápida y fugaz me hizo reflexionar sobre cómo estaba el bosque y hacia donde teníamos que ir, solo había que cambiar de orientación, mucha gente piensa y dice que con varios días de temperaturas a -5 grados es imposible que hayan setas, falso, una apreciación nada más lejos de la realidad, estar están, esto pasa cuando nosotros somos los que no estamos donde están ellas, pero claro visto lo visto y estando en una mañana muy gélida y sin setas yo creo que casi todo el mundo se mete en el bosque y a los diez minutos se han ido a casa, lo más normal del mundo viendo como estaba todo, de hecho en las paredes de la montaña habían unos carámbanos de hielo de casi un metro, mas teniendo en cuenta que estábamos de pleno en la orientación equivocada, pero como digo era cuestión de cambiar el rumbo de nuestra marcha, no había ni que tocar el coche de donde estaba aparcado, las setas no se mueven pero sí que salen donde pueden desarrollarse que es en los sitios donde las condiciones les son más propicias si no tampoco estarían y habríamos dado por terminada la temporada de setas, a eso, hay también que decir que este articulo va de Boletus, si habéis leído bien, las fotos que os voy a subir en el Facebook, van a ser una pasada.

Volviendo a la explicación de la salida, solo era cuestión de cambiar al lado contrario de la montaña y ver si realmente yo estaba en lo cierto, después de una marcha de unos 45 minutos cambiamos de sitio que no de zona y entonces vimos mi madre y yo que estaba en lo cierto, ya me gustaría a mí acertar de la misma forma una primitiva, pero todo en esta vida no se puede tener y yo con esto de las setas he sido tocado por alguna varita mágica de la naturaleza, lo que encontramos era el suelo lleno de Boletus, tanto Edulis como Pinicolas, parecía como si estuviéramos a mediados de octubre con temperaturas normales para esa época del año y no con ese frio que nos hacia caer unos lagrimones como puños, mirabas al suelo y no se veía nada teníamos los ojos llenos de lagrimas del intenso frio, pero todo eso se fue diluyendo poco a poco y muy rápidamente empezamos a ver la realidad de esa orientación que no era otra que Boletus por todas partes, la inmensa mayoría con poro blanco, Boletus recién salidos en unas condiciones muy malas ya no solo por ese día, los seis anteriores había hecho el mismo frio o quizás más, a medio día y al sol la temperatura no subió de cinco grados positivos.

Quien se espera que todo eso se encontrara allí cuando todo el mundo había colgado las cestas a esas alturas de temporada? Es una buena pregunta que dejo en el aire, si ahora estando como estamos en enero sigue habiendo setas porque no tendría que haberlas en aquel entonces? Esta respuesta es muy fácil, por la intensidad del frio y las grandes heladas que se estaban produciendo en los últimos días…..

Para mí siempre es muy positivo poder salir al bosque sean cuales sean sus condiciones medioambientales y dándome igual la fecha del año en la que me encuentro, cada salida es diferente y no se parece al resto, es lo bonito que tiene salir al bosque a coger setas casi a diario, que cada salida se convierte en un nuevo reto, tantas salidas te ofrecen la posibilidad de ver como se activa todo, las variedades que van primero y las que van después, los cambios de temperatura, humedad, lluvias y todo lo que tenga que ver con la eclosión de setas es una maravilla vivida en directo por mi madre y por mí que cada día nos acerca más a comprender la complejidad que rodea al mundo de las setas…..

Los comentarios están cerrados.