Blog de setas y hongos de Emilio Jose Setas

Destinos Micológicos: Ochagavia y Virgen de las Nieves.

Articulo 208

Temporada de verano 2012

Ochagavia y la Virgen de las Nieves, dos destinos del Pirineo Navarro que están muy cerca uno de otro y que se accede al segundo por medio de una tortuosa carretera de montaña entre unos prados de alta montaña que deja paso a unos bosques preciosos de hayas y abetos, al final del recorrido se encuentra un Parking (Final del trayecto) para poder dejar el coche pero si queréis podéis parar antes en cualquier sitio que haya para quitar el coche de la carreterilla tan estrecha por donde discurre vuestro viaje, casi es aconsejable porque por esas fechas esta ese recorrido lleno de gente y se suelen formar colas para aparcar en el parking, pero para las setas cualquier sitio es bueno, los bosques son preciosos y hay una gran extensión de ellos en todo el recorrido, paso a contaros esta nueva historia…….

Verano, la época más calurosa del año con diferencia, unos meses donde nosotros solemos poner tierra de por medio y vamos en busca de lugares más frescos donde no falten las setas, por regla general un buen sitio de destino para ello suele ser la parte norte de Pirineos, que es donde más lluvia acumula y por la tanto más humedad tiene, bosques que suelen estar llenos de vida Micológica y de mucho color por el gran contraste que produce ver el suelo verde, un manto diseminado hasta donde te alcanza la vista y que como digo se mezcla con el colorido de las infinitas variedades que suelen salir en esas condiciones tan propicias.

El norte de España no es el único lugar de España que en los meses de verano suelen estar llenos de setas, siempre suele haber alguna excepción en otra provincia, aunque esta como digo suele ser casi un destino para dirigirse con un amplio espectro de posibilidades de éxito.

A veces hay tanta seta que hasta los jardines de las casas están llenas de ellas, variedades como Macrolepiotas, Marasmius oreades, Melanoleuca, lepista y muchas Coprinus comatus, están hacia donde miremos, todas las parcelas de las casa tienen alguna que otra variedad y varias de ellas, es chocante ver esa cantidad de setas en julio o en agosto, pero claro aunque estemos en esas fechas las temperaturas no son las mismas ni mucho menos, menos en Valencia que se está a treinta y pico grados todos los días, allí por la noche tienes que dormir obligado con manta y pijama y algunas de las noches te tienes que dejar caer el edredón por encima, por el día a la sombra la chaqueta no te la quita nadie, es más, es recomendable sino queremos coger uno de esos típicos resfriados de verano que después tanto cuesta que quitar.

Los bosques varían mucho en función de la altura que nos encontremos, la orientación y por supuesto de la composición del suelo, valles inundados de vida, bosques muy tupidos en sus copas con suelos casi desiertos en la parte de abajo con casi la ausencia de ningún tipo de matorral, los hayedos son tan tupidos que al llegar tan poca luz al suelo casi no hay nada quitando algunas manchas de helechos y algo de brezo en los sitios más abiertos, bosques inmensos de roble y de castaño, también de pinos y de abetos, abedulares en los márgenes de los riachuelos, caídas de agua que bajan de las cumbres más altas, dejándolo todo empapado a lo largo de su recorrido, una humedad constante que deja al descubierto una gran variedad de setas al lado de los abedules, son sitios que están muy poco poblados y que están en un estado virgen impecable.

Todo los bosques sean cuales sean los que entréis están llenos de setas, muchas de las variedades que hay son muy raras y en quizás tan solo en cuarenta metros cuadrados  os podáis encontrar una gran diversidad de setas de todos los tamaños y colores, porque para mí aquí lo más importante no radica en que hayan mas setas comestibles que no comestibles, eso me da exactamente igual, busco una complicidad con el entorno y formar parte de todo el conjunto del bosque y de sus animales, se respira una calma y una paz excepcionales lejos del bullicio de cualquier gran ciudad y con unas temperaturas muy agradables, eso sí, conforme os cuento todo lo bonito y solitario de aquel enclave tan especial para mí, también digo que no es nada barato, algo muy normal si tenemos en cuenta de que la gente vive allí en gran parte del turismo y claro solamente tienen la época estival para hacerlo, pero la belleza del sitio merece la pena aunque sea visitarlo una vez en la vida.

A método de información os diré que nosotros solemos coger las casas rurales en España justo en el límite del país vecino y pasar a diario al otro lado, aunque este año hemos estado en Francia y probablemente si mis chicas me dan unos días de permiso vuelva a subir aunque sea una vez en este 2013, con un viaje me conformo, pero si me dieran dos….ay, si me dieran dos permisos……

Las setas que salen en este video fotográfico están cogidas casi en su totalidad en Francia, ya que en este pasado 2012, fue en aquella zona el año más seco que se recuerda, los ganaderos tenían que llevar el agua con cubas para que pudieran beber los animales con eso lo digo todo, algo atípico porque no es lo normal ni mucho menos, pero ya sabéis que el agua a veces, por no decir siempre, es muy caprichosa.

http://youtu.be/nXZpC7p_sHE

Anuncios

Los comentarios están cerrados.