Blog de setas y hongos de Emilio Jose Setas

Agitadores de verano

Articulo 274

Niscalos en agosto de 2013

Hoy vamos a dar una mirada atrás, volvemos a agosto de 2013, concretamente al día 16, una salida a por níscalos con Juan y con mi madre a una de las zonas que llevaba años queriendo acercarme para investigarlo pero que por uno u otro motivo no había podido ir.

Ese 16 de agosto cambiamos el destino que tenia elegido en el mismo viaje de ida cuando todavía quedaban mas de cien kilómetros para llegar a la zona que íbamos en un primer momento se me ocurrió preguntarles si querrían ir a ver un sitio que me había gustado mucho en uno de mis viajes a andar por zonas nuevas años atrás y que me había quedado por visitar en tiempo más propicio pues esas salidas a buscar nuevos horizontes siempre habían sido en enero o febrero y claro setas ninguna, pero que ya sabía que era muy bueno para níscalo por el terreno que había y por todo lo que componía aquel bosque, pero claro aquel viaje allí significaba que si habían salido por lluvias y demás podía ser una locura, lo mejor del sitio es lo lejos que esta de todo y la ausencia de pistas, la única manera de llegar es a pie a través de unas montañas rocosas sin vida pero con muy buenos fósiles.

Pues esto era lo siguiente, cuando estabas hasta las narices de andar y dejando el coche cada vez mas y mas lejos, continuabas andando y si estabas arto de andar seguías hacia adelante y después de casi tres horas de camino a pie se empezaron a ver los primeros indicios de que aquello podía ser algo que íbamos a recordar en muchos años, cuando llevábamos en el bosque solo cinco minutos la cantidad de níscalo era tal que no sabíamos ni lo que nos podíamos encontrar tan solo cien metros más adelante….

Y claro cuando en la primera mancha habían mas de cien la segunda tercera…y llevábamos las cestas llenas en tan solo una hora y estábamos justo en el inicio del bosque, nos dimos cuenta que era un pleno al quince, níscalos y mas níscalos saliendo por todos los lados, recién salidos de pequeños a medianos y a cientos…se puede pedir más? Juan estaba como loco mi madre ni os cuento y yo aburridooooo de estar rodeado de níscalos, pero claro mientras mi madre y Juan se lo pasaran bien yo tranquilo, una de las pegas que le vi fue la cantidad de insectos que había en el bosque el calor es lo que tiene, porque ya sabéis que yo cuando veo algo así qué vais a poder ver vosotros también en los videos de más abajo como que me vengo un poco a bajo y abandono por la vía rápida me tumbo en el suelo mi mente no está preparada para ver esa barbaridad de níscalos, ese fue el problema para mí que eran níscalos y mi objetivo cambio y quería echarme una siestecilla que viene muy bien, pero claro con tanto insecto revoloteando como que no, es lo que tiene estar en el bosque en pleno verano.

Allí se cogió lo que se quiso, mejor dicho lo que les cabía porque no era factible salir y volver a entrar una porque a mí no me daba la gana y menos a por níscalos y otra porque con lo que llevábamos era más que suficiente, encima yo ese día cogí la cesta por si había alguna variedad que no fueran níscalos, pero no, todo lo que había era solo eso níscalos y mas níscalos, un espectáculo grandioso para el que le guste esta seta, para mí una pérdida de tiempo irrecuperable, pero que también es agradable de vez en cuando hacer feliz a la gente.

http://youtu.be/rB7an5vzwBw 

http://youtu.be/jwFIDmmHKNc

Los comentarios están cerrados.