Blog de setas y hongos de Emilio Jose Setas

Nos salió un oso cuando estábamos al Marzuolus

Articulo 295

Un oso en Cuenca

Esta es una de esas historias donde mi compañero y yo estamos vivos de milagro, muchas cosas nos han pasado y nos pasan en cada salida que hacemos al bosque, pero que estés cogiendo setas y que te aparezca un oso de ese tamaño rugiendo como una bestia parda nunca mejor dicho porque por el color del pelaje yo diría que era un oso pardo.

Estaba preparándome el móvil para hacer un pequeño video cuando detrás de unos arbustos se oyó un rugido impresionante, creía que se trataba de un jabalí pero en cuestión de segundos me di cuenta de que se trataba de un asunto de vida o muerte cuando me di de frente con él, yo me quede parado mi compañero se tiro cuerpo a tierra no sabíamos que estaba pasando, un oso en Cuenca ??? Y claro esto es como los que están cubriendo un conflicto bélico que aunque te silben las balas por las orejas tienes esa firmeza en no dejar de grabar pase lo que pase y yo continúe con el teléfono en marcha aunque me costara la vida, pues si le daba por comerme a mi siempre nos quedaría el reportaje de video para quien encontrara entre nuestros huesos la prueba de aquella cruenta pero desigual pelea, aquí te das cuenta rápidamente de la delgada línea que separa la vida de la muerte, estas a un plis de ser comido por esa bestia peluda.

Todo se quedo en calma durante unos segundos hasta que se oyó el segundo rugido, entonces lo vi allí estaba delante de mi!!!!!! Ya no tenía ninguna duda, pero como digo me arme de valor y seguí grabando, que podía hacer yo? Correr… corre más que yo y mucho más que mi compañero pues él es bastante más mayor, también descartado subirnos a algún árbol, también ahí nos gana por goleada solo nos queda esperar que no se nos comiera vivos allí en medio, yo solo pensaba en salvar la vida y Adolfo en que no se comiera los marzuolus, oímos otro rugido!!!! Ahí ya lo daba todo por perdido y me dije Emilio hasta aquí has llegado adiós vida cruel, luego salto allí en medio mi compañero con un arma infalible, salto desde el arbusto de más atrás y cuando me di cuenta tenia al oso prácticamente dominado, mejor mirad el video y veréis, el mago Adolfo apaciguo a la bestia, eso sí le costó un poco el arma que llevaba se atasco un poco pero gracias a este amigo, el oso sigue vivo y nosotros también.

Gracias Súper Adolfo por esa maestría a la hora de dominar a la bestia, mirad bien el arma usada y llevad una siempre en el cinturón os lo recomiendo por lo que pueda pasar.

Escuchad bien los diálogos porque ahí os daréis cuenta de que no hay enemigo pequeño y que en el bosque se te pueden comer cuando menos te lo esperas lo de salir a por setas se está convirtiendo en un deporte de alto riesgo.

Aun así el animal se zampo unos cuantos Marzuolus antes de que pudiéramos dominarlo y luego para postres cuando llegue a casa fue entrar por la puerta y mi chiquitina tirarme la bronca, me decía, papi, papi….Eres muy malo.

Para pasarlo asi de mal en el bosque ya no salimos mas….

GRRRRRRR, GRRRRRR, GRRRRRR.

http://youtu.be/wn9Qq6LZkXg

Los comentarios están cerrados.