Blog de setas y hongos de Emilio Jose Setas

Ciclos de las setas

Las setas, un mundo dificil y complejo

Los ciclos de las setas son tan dispares como llamativos, son espacios de tiempo que cuando han terminado, en algunos casos vuelve a empezar, podríamos decir que lo componen una serie de procesos que da como resultado en el caso que nos ocupa que son las setas, la aparición en el monte de la primera salida de las mismas.

Son la parte esencial de todo el movimiento de setas en el bosque, las setas aparecen en función de los ciclos, pero siempre condicionadas a los parámetros  meteorológicos a corto o largo plazo.

Para mi tienen dos partes muy importantes, el inicio de ciclo, que si las condiciones les son favorables, tendrán una salida de bastantes individuos o una situación atmosférica y climatológica en las cuales pueden haber fallado uno o varios parámetros, entonces nos encontramos con una salida pequeña, en relación de lo que nos podría aportar en unas condiciones más adecuadas.

Toda salida de setas tiene una subida, una bajada y una terminación de ciclo, esto puede no llevar este orden, puede ser totalmente al revés o también se puede producir que termine su ciclo sin haber empezado, siempre va ligado al tiempo y hay que seguir su evolución muchas semanas antes de ir al monte, cierto es, que hay setas que su ciclo es mucho menor que otras, que su aparición es mucho más rápida que su crecimiento, aquí entonces hablamos de setas con mayor o menor ciclo, ni todas salen con la misma climatología ni aguantan lo mismo a 400 metros que a 1200 m.s.n.m.

Lo que para unas les viene bien a cierta altura esas mismas condiciones con la misma variedad y en los mismos días a 1000 m mas de altura, se puede quedar con uno o varios setales sin ni siquiera asomar, porque? Muy sencillo, cuestión de ciclos, totalmente ligados a un cambio desproporcionado de parámetros, a veces, con que la temperatura se vaya muy pocos grados (2-4) es más que suficiente para que los micelios continúen en estado latente, esperando que las condiciones les sean más favorables y por lo tanto esa temporada en esa zona se quede en agua de borraja.

También deciros que cuando los indicadores de la activación de los micelios caen en picado, esto deriva en una etapa de letargo que como digo puede ser para toda la temporada o de manera momentánea o localizada por una orientación en concreto, que también nos lleve a una reactivación en un claro periodo de recuperación de esa parte del bosque.

Todo esto es muy difícil de entender, pero llevándolo al monte de manera precisa y con total exactitud, nos lleva a un conocimiento del medio de una manera especial con la que consigo desenvolverme como pez en el agua.

Pongo un claro ejemplo, a principios de agosto cogí los primeros níscalos en Mosqueruela, pues bien, esas primeras setas, están cogidas en base a los estudios que hice a las cinco o seis semanas anteriores a esas fechas, esto no funciona de la manera siguiente: A llovido el 15, hoy es 20 me voy a monte que están fuera, vale, por partes…fuera el que? Para eso deberéis de llevar controlado la lluvia de muchísimo antes, donde llovió, cuanto llovió, de qué manera llovió y cuáles han sido las temperaturas en esa zona durante todas esas semanas, tanto las temperaturas totales como las parciales, los vientos, la fuerza de los mismos, la orientación de esos vientos además de saber el grado de humedad que quedo en el bosque después de su paso, así como las rachas máximas, una vez tengáis claro esto os faltaría por añadir que grado de humedad relativa he tenido los días de anticiclón que han sido muchos este verano, ya tenemos todo esto preparado, ahora os falta saber que esa medición de todo lo de arriba la tenéis que hacer todos los días, si, todos, y cada día varias veces y así sucesivamente, hasta que encuentres el día que a ti mismo te digas (como hago yo) el día de tal, toca, ahí es cuando tengo que ir al monte a por setas, aquí porque estamos hablando de este verano, pero esto es extensible a cualquier época del año, sea la que sea, lo que cambia son los parámetros, no son los mismos para cualquiera de los cuatro trimestres que componen el año y también las variedades de setas.

Todas las setas hacen su aparición como digo en base a unos parámetros y todas una vez estén activadas lo hacen por medio de ciclos, hay ciclos cortos y ciclos largos, luego cada variedad crece de una manera, aparece en el monte y se mantiene en el mismo de forma diferente, todas las variedades con condiciones normales de eclosión, podemos decir, con la lluvia y la temperatura que toca, siguen unas pautas, unas van primero y te van marcando la seta que te va a salir en horas o en días, incluso semanas (Recordad todo esto va ligado a climatología y meteorología) otras se tienen que pudrir para que salgan las siguientes y así debería de ser, PERO….esto no siempre es así, debería de ser, pero no lo es, sería muy sencillo decir después de estas van esta o las otras….pues no.

Por eso hay variedades que ni siquiera asoman, pero esto no quiere decir que la variedad o variedades que le siguen no lo hagan, o si? ahí radica la complejidad de todo esto, tendríais que conocer más de 400 variedades de setas como yo conozco, que muchas de ellas son unos indicadores fantásticos, para el futuro ciclo de lo que sea, tener controlado el tiempo y sabiendo en los parámetros que se mueven, buscar esas condiciones milimétricamente y si cambia algún parámetro de los importantes, empezar de nuevo en una nueva ubicación pero sin dejar de seguir el anterior, bueno, en mi caso, son los anteriores, porque puedo llevar fácilmente varios cientos de setales, buscando el acoplamiento perfecto entre ciclo-meteorología/climatología-eclosión.

Una vez han eclosionado, crecen de manera distinta siendo de la misma variedad y estando en el mismo setal, de que variedades son no lo voy a decir, pero para estudiar “In situ” la evolución de las mismas, siempre me dejo setas, en todos los sitios donde voy, sean cuales sean las variedades que hayan, cuando vuelvo con todos los datos climatológicos, veo lo que ha crecido (Si lo ha hecho) y que ha salido a su lado, cual es su tamaño y en base a los datos que llevo apuntados que son muchos y que varían en función de la orientación y altura en la que me encuentre, tomo nota de todo lo que hay, también si hay setas de otra variedad que me marcan o bien la salida de una nueva variedad junto a la que estoy o la continuidad de la que estoy estudiando de días o semanas anteriores.

Muchas veces digo, que cada vez que salgo al monte, aprendo algo nuevo, realmente es así, cada salida es diferente y me la planteo de distinta forma a todas las anteriores, el porqué? Muy fácil de explicar, cada salida me muevo con parámetros distintos, tanto climatológicos como meteorológicos, una vez que cierro datos y me voy al monte con ellos a una altura y orientación, con un tipo de árbol o micorriza precisa, todo lo que me encuentre allí es concluyente y lo hago extensible a la misma zona, con la misma altura y la misma orientación en todos los sitios está lleno de esa variedad, sea cual sea, ahora bien, si cambio de zona cambio de parámetros, los datos ya son diferentes y entonces voy sujeto a otros números para esa nueva zona, con todo esto, solo tengo que llegar y coger lo que quiera, llevo un seguimiento exhaustivo del medio y de lo que va a salir por el resultado de esas mediciones.

A que conforme vais leyendo la cosa se va complicando? Pues así es, a estas alturas de mi vida lo que más me ha gustado de las setas, del monte de mis viajes, todo lo que tenga relación con este mundo que me apasiona es la parte esencial de todo esto, los estudios a pie de monte, he logrado unas metas increíbles, haciéndolo todo yo solo y por mí mismo, sin ayuda de nadie, he conseguido dar…ya no un paso, sino muchos pasos hacia delante y ver con otros ojos todo lo relacionado con el maravilloso mundo de las setas, un mundo que con el paso del tiempo se ha quedado sin secretos para mí y que me hace de alguna manera formar parte de su entorno, del que mientras pueda andar, siempre estaré allí, detrás de algún pino o subiendo alguna ladera en busca de un proyecto nuevo y esperando que concluya como todo lo anterior, descubriendo paso a paso ese bosque que tenemos tan cerca y del que tan poco se conoce, unos lugares que frecuento casi la mitad de cada año y que cada bocanada de aire que respiro me da dos años de vida, me da fuerzas para continuar y espero que por muchos años más,  Para que me entendáis, es como si fuera agricultor y tuviera campos de fruta y de verdura, pues lo mismo que eso, solamente que mis huertos están en el bosque a lo largo de media España y yo me dedico a “Mimar” lo que yo llamo mis nenas y cuando digo mimar, es porque les doy todo lo que ellas necesitan y ellas me lo agradecen con algunas de las fotos que yo muy gustosamente comparto con vosotros.

Me falta subiros aquí unas fotos para que veáis el crecimiento de algunas de las variedades que he estudiado este verano, deciros que tengo las fechas cambiadas de las mismas para que la gente no haga un seguimiento de las fechas de las fotos, aunque por supuesto, os faltaría “mimarlas”

Un saludo a todos.

Anuncios